viernes, 3 de abril de 2020 (Antes de antes de ayer)

Una semana antes de esta grabación la estaba tratando de fichar porque era un ejemplar nuevo. A la siguente aparece así. Parece que las peleas con las garduñas no cesan, o el celo de estos días pasados, vaya usted a saber.

Pero no todo son ginetas. Las grabaciones de “la colicorta” se hicieron sobre las 21:00 de la noche. Hacia las 23:00 apareció otra gineta y a 1:00 de la mañana la garduña. Ya hacia las tres de la mañana volvió la garduña, pero ya llegó mojada porque había empezado a chispear. Sobre las 6 empezó a llover con cierta fuerza, lo que provocó que el sensor de movimiento y los cables se mojaran empezando a grabar casi de continuo. Por suerte no hubo daños graves y estos “falsos positivos” de movimiento provocaron que la cámara grabase la bajada de la riada por esta rambla casi en tiempo real, sin interrupciones. De modo que exactamente a las 8:57 de la mañana apareció la lengua de agua y 13 minutos más tarde … bueno, mejor dale al play para ver el casi-desastre electrónico.

domingo, 26 de enero de 2020 (Hace 71 dias)

Primera prueba de campo con la Nikon adaptada para grabar con luz infrarroja. Éxito absoluto.
Las ginetas colaboraron (aparecieron las dos) y se dejaron grabar durante dos horas interactuando entre ellas.
Los problemas técnicos que eran los de esperar: fuera del visor de cámara está negro absoluto (y más estos días nublados y sin luna), sin pierdes a la gineta en el visor hay que barrer alrededor tuya con la cámara para descubrir donde están y esto con un tele (grabación hecha con 80-200 f/2.8) es incómodo. El autofoco y el enfoque funciona perfectamente (aunque apenas lo uso) lo cual no deja de ser sorprendente dada la poca luz que emiten los focos (estos).
Ya incluso antes de ser noche cerrada, cuando a simple vista costaba percibir bien los detalles del entorno la cámara permitía ver mejor que a simple vista (algo que normalmente es justo al revés) (imagino que la eliminación del filtro infrarrojo ha aumentado también en algún grado la sensibilidad del sensor a luz ambiente).
El único problema innesperado con el que me he encontrado ha sido descubrir lo sorprendentemente molesto que resulta apartar la vista del visor (iluminado por los focos) al exterior (perfectamente obscuro), ya te quedas completamente ciego pero sólo de un ojo y que al no tener luz con que re-equilibrarse pues te deja por bastante tiempo tuerto. Acabé encendiendo el frontal un segundo para “curarme” … y descubrir que tenía a la gineta a mis pies! :D

jueves, 23 de enero de 2020 (Hace 74 dias)

Los que me leeis de vez en cuando ya sabéis mi afición por destripar cacharros para fotografía de naturaleza y en concreto por destripar cámara deportivas económicas (30-40€, nada de GoPROs de 300€) para convertirlas en cámaras con visión infrarroja para grabación nocturna.
Es un proceso relativamente sencillo, rápido y económico que permite grabaciones con una calidad buena (digna) de fauna nocturna con ayuda de focos (caseros) de luz infrarroja.
El problema, esas cámaras están muy limitadas, en configuración fotográfica y sobre todo en optica. He probado muchas cámaras, muchas opticas, configuraciones… bueno, se pueden conseguir videos muy interesantes y con buena calidad, en muchos aspectos mejores de los que se pueden obtener con una reflex. Las posibilidades de ofrece una cámara deportiva de 100grms que cabe en la palma de la mano y que vale apenas 50€ dificilmente los vas a lograr con una reflex… desde meterla en el agujero de un almendro, bajo un pedrusco a ras de suelo o simplemente dejandola en el campo una semana con un riesgo “menor”.
Pero claro, para otras grabaciones y calidades una reflex gana por goleada: configuración de sensibilidad ISO, enfoque, velocidad, diafragma … y opticas de calidad. Con las deportivas enfocar de noche en el monte a ras de suelo es un calvario insufrible.
El problema es evidente: para adaptar una deportiva basta con desenroscar el objetivo, quitar un cristalito que lleva pegado detrás y volver a poner el objetivo. En una reflex hay que abrirla, entera, quitar protecciones de caucho, decenas de tornillos y cables planos que si no se manejan con tacto se pueden romper con facilidad… y ya puedes entonces tirar la cámara a la basura.
Se puede hacer, y mucha gente lo hace (especialmente para astrofotografía), las posibilidades de quedarte sin cámara es alta y no hay vuelta atrás, una vez que lo quites no vas a volver a poner… yo al menos no! :D
Ya lo hice. Ahora falta salir a probarla.

Paso a paso para quitar el filtro en Life Pixel
(Nota: el último paso del tutorial, la instalación del filtro rojo de Lifepixel podéis ignorarla)

Adaptar camaras deportivas para video nocturno

martes, 3 de diciembre de 2019

Cuando digo que la mayoría de las cámaras (de gama económicas) son exactamente iguales se suele tomar como un exageración o una generalización. Una prueba de lo que digo: a la izquierda marca APEMAN a la derecha VICTURE.
Premio para quien encuentre la diferencia.

Apeman VS VictureApeman VS Victure

Por eso cuando comentando cámaras en foros y grupos se comenta que aquella es mejor que la otra, o expone mejor, o funciona mejor de día lo que en realidad se están comparando son fotos no cámaras. Una mejor ubicación, una mejor distancia al sujeto, … pero las cámaras (siempre hablando de gama económica, +/- 50€) son exactamente las mismas.
Cada seis meses se coge la cámara, se le cambia la parrilla de leds, se cambia la carcasa delantera y se cambia el menú de configuración (normalmente ni esto) se le cambia el nombre y listo. Tienen el mismo sensor, ergo la misma resolución, la velocidad de respuesta, la misma electrónica, el mismo consumo.
Cuando tengáis que comprar una cámara de esta gama guiaos principalmente por el precio, como digo la diferencia entre cámaras de 30€ y de 65€ suele ser cero.

Sí, es cierto, luego están las cámaras de 300€, son bastante buenas, mucho mejores claro, pero por el precio de una de estas yo me he comprado ya 10. Sí, ya tengo 10 cámaras fototrampeando la Sierra de la Muela, no se me van a escapar ni las moscas!!

domingo, 1 de septiembre de 2019

Ya mengua el verano, y empieza por la sobrepoblación en la costa. Esta mañana, todavía de noche me he plantado en la costa a volar el drone. Es buen momento para retomar el blog.

amanecer costa Iamanecer costa I

domingo, 5 de mayo de 2019

Ayer estuve visitando a las viejas conocidas que os contaba en el otro post. Todo un éxito, aparecieron, aparecieron las dos, temprano y se dejaron fotografiar sin inmutarse. Ya hace años que no «sufrían» mis visitas con focos y cámaras a corta distancia, pero parecían recordarlos perfectamente. Ni se quejaron.

SonrisasSonrisas

A esta pareja de «sonrisas» y «trespuntos» los tengo grabados en vídeo bastante abundantemente, especialmente al macho («sonrisas») pero sorprendentemente apenas alguna foto. Así es que puse la cámara para tratar de retratarlo decentemente en estos ambientes de pinos derribados por la sequía de 2015 que tanto me gustan. Y resultó ser bastante más complicado de lo que me espera por culpa de la hembra.
Pueden llevar emparejados (como en este caso) varios años, pero resulta muy difícil fotografiarlos juntos, porque aunque compartan el territorio, vivan juntos, se desplacen juntos y se apareen (supongo) juntos, apenas se juntan más de 1 metro la hembra le bufa, le enseña los dientes y sale detrás haciéndolo huir. Lo de juntos pero no revueltos les viene de perlas.
Así era hace unos años cuando los grabé por primera vez (ver primer minuto del vídeo) y así sigue siendo.
¿Heteropatriarcado? – dirá él – eso es una leyenda urbana!

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons