sábado, 8 de febrero de 2020 (Hace más de 1 mes)

Tengo 10 cámaras de fototrampeo. Hace un par de semanas salí con dos cámaras a una cumbre de La Muela bastante prometedora, instalé una y cuando iba bajando decidí instalar la otra. Oh! cagont.. no la llevaba encima, la he perdido. Creía saber donde. Debí haberla dejado en el suelo mientras instala la primera, pero ya estaba anocheciendo así es que decidí dejarla, ya volvería otro día. La ubicación es muy tranquila no correría peligro.
Ayer fuí a rescatarla. Cuando subía a esta cumbre pasé por un rincón de espesura y al verlo me dije “Hostias, si aquí tenía yo otra! Que cabeza!! no recordaba tampoco esta!!“. La revisé, cogí las fotos y seguí subiendo. “Pues nada -me dije- si tengo dos instaladas más la que dejé el suelo! pues pongo tres. La zona lo merece!”. Llegué a la cámara de arriba cogí las fotos y busqué la cámara perdida. Nada, ni rastro. ¿se caería de la mochila bajando? así es que deshice el camino inicial rastreando el suelo. Pues tampoco. Pues si no está en la senda es posible que estuviera en aquellas cuevas más arriba que estuve rastreando. De nuevo era de noche… así la dejaría de nuevo para otra ocasión.
Hoy abro Google Earth donde tengo un mapa con las ubicaciones de todas las cámaras. Este mapa se sincroniza automáticamente con el mapa que llevo en el teléfono cada vez que conecto el teléfono para descargar las fotos. Reviso el mapa: 1 cámara, 2, 3, 4… 10 cámaras instaladas. No he perdido ninguna. Parece que simplemente he olvidado cuando las he instalado y donde. Cuando subí a instalar la cámara de la cumbre creí llevar dos, pero no debía ser así. O sí fue así, perdí una y no tengo 10 sino 11.
Yo qué se. Lo que parece claro es que con 10 cámara he alcanzado he llenado el buffer de memoria. Con la últimas instalación ya son 251 ubicaciones distintas y estamos en ese punto en que recojo fotos de las cámaras cuando por azar paso por delante de ellas y las re-descubro.
Hace ya tiempo me pasó con un trípode. Cuando hago sesiones de fotos en lugares remotos suelo transportar el material en varias sesiones (muchas veces no puedo todo el equipo). Así es que al recoger hago lo mismo. Escondo parte del equipo (trípodes normalmente) y vuelvo a otro día a terminar de recoger. El problema es que se me olvida que tengo que volver. Un día en casa descubrí que me faltaba un trípode de uno de los focos… y no tengo ni idea de donde está escondido. He visitado varias ubicaciones en que suelo esconder material sin éxito, pero con sorpresa por me he encontrado otras cosas que ni recordaba que tenia que buscar. Al final después de todo te quedas con una alegría.

domingo, 23 de diciembre de 2018

Si pensásemos en chino este sería sin duda el año de 爬上树的黄鼠狼 (comadreja que trepa a los árboles). Casi monotemático, sí, pero que quieren que les diga… es lo que toca.

Pino de navidad con ginetasPino de navidad con ginetas

Y la verdad es que las condiciones en esta época, personalmente me resultan muy molestas, yo soy más de sequía, calor y sol abundante.
La foto es de esta tarde. Mientras atardecía iba instalado la cámara y los flashes. Pues en el tiempo que instalaba uno sólo de los flashes (de los tres) la lente de la cámara se mojado únicamente por el relente que estaba cayendo. Se mojan las gafas cuando sin darte cuenta las pasas frente al chorro de vaho que produces al respirar. No te puedes sentar ni andar entre la vegetación sin mojarte. Las botas y los pantalones permanentemente mojados. No gano para bolsas de plástico con las que proteger la electrónica, pero ojo, porque las bolsas también se mojan, no vayas a ponerla al revés y sea peor el remedio que la enfermedad.
Admiro a la gente que vive en latitudes por encima de Madrid como admiro a la gente que corre mucho, con lo bien que se está sentado al sol es admirable las ganas que le ponen.
Lo dicho, pasen ustedes felices fiestas y un buen final de año y no se olviden de celebrar el aniversario del nacimiento el próximo día 25 de Isaac Newton, si no fuese por él quizás las ginetas nunca caerían caerían al suelo, los pinos secos se quedarían en pie y vaya usted a saber entonces que foto habría hecho yo esta tarde.

Buena gente como Mario, que me escribe esta noche el siguiente email (que he censurado para proteger su identidad y la ubicación de mi cámara)

¿Ven Vds. señores cazadores como se pueden hacer las cosas bien? Se puede pasar junto a una cámara, respetarla y no pasa absolutamente nada. Y se puede salir a pasear al monte, simplemente por el gusto de ver volar los pájaros, como hace Mario, sin necesidad de matar a ninguno de ellos y sin privar al resto de poder hacer lo mismo.
Es lo que diferencia a la buena gente de la mala gente. El planteamiento con el que se relacionan con su entorno, constructivo y no destructivo. Algunos son demasiado mayores para entenderlo ya, pero otros en cambio aportan un poco de esperanza en que no está todo perdido.
Mario, desde aquí de nuevo mi agradecimiento. Te debo una.

jueves, 9 de agosto de 2018

Y con todos ustedes: absolutamente nadie!!.

sábado, 31 de marzo de 2018 (Antes de ayer)

Desde hace bastante tiempo la eterna pregunta en RRSS (con mayor o menor tecnicismo) es básicamente “¿Como haces las grabaciones nocturnas para que se vean con colores?“. Lo he explicado varias decenas de veces y supongo que surgirá otro buen puñado de decenas de veces próximamente. Así es que con la esperanza de no repetirme mucho en adelante aquí os dejo a modo de cuestionario sencillo las preguntas/respuestas más habituales.

¿Que equipo usas para hacer esas grabaciones nocturnas con colores reales?
Dos focos de led de luz blanca (como este) con sus correspondientes trípodes, una cámara réflex Nikon o cámara deportiva (sj4000 o similar) adaptada y controlada por cable por un sensor de movimiento por infrarrojos. Trípodes para la cámara y multitud de pilas y cables.

¿Y como funciona tu sistema?
Sigue leyendo…

sábado, 27 de enero de 2018 (Hace más de 2 meses)

Decía Carl Sagan que La ausencia de prueba no es prueba de ausencia..
Bueno, bajo algunas condiciones, bajo otras la ausencia de información es muy informativa.
Normalmente la gente que se plantea comprar una segunda cámara de trampeo lo hace bajo la premisa mental de “si con una cámara grabo X, con dos cámaras grabaré X*2“. Técnicamente es de una lógica indiscutible, pero subestima el poder de la no-información: si tu tienes una cámara y graba un zorro puedes afirmar “aquí hay zorros“, pero si no graba un zorro no puedes afirmar nada, la ausencia de evidencias efectivamente no demuestra nada.

Ahora bien, si tenemos dos cámaras y las hacemos trabajar conjuntamente (vigilando un área común) podemos convertir en información la ausencia de pruebas, por ejemplo: si ponemos dos cámaras de fototrampeo en un tramo de rambla y sólo la primera graba al zorro, pero no la segunda, estamos convirtiendo en datos significativos la ausencia de datos. Este detalle a la hora de rastrear animales es clave. De hecho en muchas ocasiones el rastreo consiste precisamente en eso mismo, seguir la pista de un animal hasta que esta desaparece.

Así al salir a rastrear animales hay que buscar huellas pero también no-huellas.
A estas alturas los palmitos hace tiempo fructificaron.Los normal es que ya estén pelados de dátiles, caídos o devorados por la fauna.

Palmito pelado, ubicación interesantePalmito pelado, ubicación interesante

Encontrarte un palmito así, cuajado de frutos maduros en Febrero, es triste y no dice nada bueno de la zona en la que se encuentra. Si nadie se los quiere comer probablemente es que no haya nadie.

Racimos intactos de dátiles, ubicación penosaRacimos intactos de dátiles, ubicación penosa

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons