Friday, 21 de May de 2010 (Hace 138 dias)

La rambla del cañar y (el tajo de) Peñas blancas marcan el límite occidental (más alejado de la costa) del espacio natural de la sierra de La Muela.

Rambla del cañar y tajo de Peñas blancas

Es un pequeño y frondoso rincón densamente poblado de árboles (p. halepensis principalmente) que se desarrollan altrededor de un gran afloramiento de agua (canalizado para el riego de los invernaderos situados más abajo y cuyas canalizaciones han sido y siguen siendo vandalizadas durante muchos años para alegría de flora/fauna local).

Ya hace 12-15 años que la grafiosis extinguió el pequeño grupo de Olmos (Ulmus minor) que crecian a la orilla de los espontáneos arroyos vandálicos, casi el mismo tiempo que el huerto de limoneros y naranjos murió de abandono y desde 1-2 tambíen la casa se encuentra en ruinas, hoy devorada por la vegetación y habitada por Abubillas, golondrinas, ratas y ratones, murcielagos y una pastor alemana vagabunda que esconde en que fuera recibidor de casa su camada de cachorros.

Sigue leyendo…

Thursday, 3 de March de 2011 (Hace 217 dias)

El año pasado sobre el mes de Junio el grupo ciclista Orenes, un club deportivo patrocinado por una empresa de maquinas recreativas, bingos y casinos organizó una multitudinaria marcha ciclista que recorría diversos parajes de Cartagena hasta terminar en las playas de la Azohía. En su camino pasaron por aquí, por la rambla del Cañar y Peñas blancas.
Hablando de huellas ecológicas, esta es la huella ecológica del grupo Orenes cuando decide que van a salir un rato a disfrutar de la naturaleza: Una huella de spray negro que casi un año después sigue innalterada. Por aquí pasó el grupo orenes de ciclismo
Señores del grupo ciclista Orenes: con cuatro grupos de “ciclistas amantes de la naturaleza” como el suyo nos quedabamos en Cartagena sin espacios susceptibles de ser incluidos en esos folletos publicitarios de eventos deportivos que tanto gustan de imprimir y plagar de términos como “idílicos rincones naturales“, “paisajes innalterados“, “naturaleza salvaje“.
Señores del grupo ciclista Orenes son ustedes el peor enemigo de ustedes mismos.
Señores del grupo ciclista Orenes hacen ustedes ningún favor a la naturaleza de la pretenden (dicen) disfrutar.
Señores del grupo ciclista Orenes sería un detalle por su parte que en futuras convocatorias de cicloturimo en Cartagena incluyan en sus folletos la frase “…y pasaremos por parajes insólitos, sin rastros de pintadas de nuestros eventos anteriores: salvaje, salvaje.

Actualizado

Miembros del grupo Orenes se han desplazado hasta el lugar denunciado en este apunte y han limpiado el graffiti de la fotografía. Ver su propio comentario más abajo. Por nuestra parte solo queda felicitarlos por la rápida y (desgraciadamente) poco habitual iniciativa.

Thursday, 18 de November de 2010

El tajo de Peñas blancas es una mole de caliza blanca situada dentro del espacio natural protegido de la Sierra de la Muela y situada sobre el paraje conocido como rambla del Cañar. Es un lugar emblemático y muy conocido que resulta espectacular visto de cerca y muy reconocible desde lejos.
El tajo ( como se le conoce popularmente ) propiamente dicho tiene unos 800 mts de largo y en algún punto su caida libre más larga (creo recordar que) superaba los 100 mts.
Tajo y al fondo cabezo de la panadera
Toda la montaña está perforada por antiguas galerias de minas ya abandonadas, por lo que al andar por la cima hay que prestar atención al suelo a túneles y respiraderos que pueden darnos algún susto si vamos despistados.

Básicamente hay dos vias de acceso a la cima de el tajo: la primera (y más obvia) que parte desde la rambla del cañar (más larga, sufrida y peor señalizada) y otra perfectamente señalizada con marcas de senderismo (roja/blanca) que parte desde su espalda, desde la carretera de Cartagena-Mazarrón y que alcanza la cima después de una empinada senda. En la cima, a pocos más de 600 mts, encontramos un vértice geodésico y un refugio-vivac construido con piedras lentamente durante varios años por escaladores para pecnoctar a salvo de los fuertes vientos que se mueven allá arriba.
Luna creciente sobre el tajo
Recientemente estuvimos en la cima del tajo, dando una vuelta por las minas y ya casi de noche llegamos a asomarnos al tajo. Ayer, aprovechando el nublado me acerqué para hacer algunas fotos, incluida otra panorámica:
Pulsa aqui para cargar una panorámica realizada en la cima del tajo
Pulsa aqui para cargar una panorámica realizada frente al tajo

Tuesday, 22 de June de 2010 (Hace 106 dias)

Un enorme lagarto ocelado (Timon lepidus) en mitad de la rambla del cañar y disfrutando con el sol de mediodia. El nombre procede de los ocelos azules que exhiben en el costado, muy llamativos cuando los machos se encuentran en celo.
Ocelado
Desgraciadamente son más fáciles de ver muertos en carretera que vivos y coleando, pero si teneis oportunidad de ver uno, tumbaos en el suelo boca-abajo y con tranquilidad podreis acercaros bastante reptando despacio hacia él. Parece que “la perdida de altura” es todo lo que necesitan para permitir una aproximación a distancias que pueden llegar a ser de muy pocos centímetros.
Eso sí, por mucho que os acerqueis no trateis de cogerlo. Cuando nos encontramos alguno atrapado en alguna balsa abandonada (algo tristemente habitual) le ponemos algún tablón, árbol seco, piedras, etc… a modo de rampa y lo dejamos que salga de forma espontánea o guiandolo. Solo en una ocasión se me ocurrió coger uno, como de la mitad de tamaño del de la foto y desde entonces me prometí hacer todo lo que estuviera en mi mano para que no volvieran a ella… creo que todavía me duele si lo pienso.

Tuesday, 11 de September de 2007 (Hace más de 2 semanas)

El paraiso de las Hortensias, de las fuchsias y de mucho más…, aquello es un puñetero jardín, si como a mí, te gusta la jardinería y la botánica en las islas Azores disfrutas como un crio. El domingo, despues de 3 vuelos consecutivos (Horta-Lisboa, Lisboa-Madrid, Madrid-Alicante) volvimos con un agradable recuerdo y un montón de fotografias.

Como El Hierro, las Azores son 9 islas de origen volcánico, pero más volcánicas si cabe (actualmente en la isla de Faial celebran el 50 aniversario de la erupción del Volcan de los Capelinhos), en alguna de ellas se pueden visitar (nosotros no lo hicimos) pequeñas fumarolas y practicamente todas tienen uno ó más crateres en sus rutas turísticas habituales.

A poco más de dos horas de vuelo desde Lisboa disfrutan de un clima envidiable, con lluvias y temperaturas suaves durante todo el año (incluidas las subacuáticas), lo que sumado al excelente suelo de lava volcánica (permeable y rico y en potasio), hace que si te cansas de una maceta y la tiras por la ventana crezca más y mejor que si la cuidase el mismísimo jardinero del Palacio Real. Allí (y no es una forma/exageración al escribir) cuando salen a desbrozar, a quitar la mala hierba de la puerta, se dedican a arrancar helechos arborescentes, gladiolos, fuchias, pythosporum, amarillis, clivias, hortensias, jenjibre blanco, iris, bambú, lirios, etc etc etc… Cada vez que veía un desbroce me ponía malo: “Dios!! acaba de arrancar 500 euros en macetas!!“.

Claro, todo sea dicho. No son especies nativas sino invasoras, introducidas por los portugueses que seguramente no esperaban que lo de lanzarlas por las ventana les fuese a sentar tan estupendisimamente bien (ahi laderas de cañas, de caña común, la de nuestras ramblas, que de lejos parecen praderas de cesped).

Si no fuese por esto y por los terremotos y los volcanes (viendo sus historial es difícil no acordarse del tema “Añoralgias” de Les Luthiers) , las islas Azores serían casi vírgenes. La vegetación es sencillamente exhuberante, casi tropical. Bosques de laurisilva que llegan hasta la linea de costa e impenetrables en su interior, grandes praderas de pasto bordeadas de Hortensias y arroyos que se cuentan con los dedos de una mano (y sobran 4). Hay zonas (pico Carvao) en que pareces pasear por una postal ó por un escenario de dibujos animados: todo de variados tonos de verde, floridos setos, perfectos arbolitos recortados en el horizonte, cielos inmaculadamente azules, redonditas nubes blancas y en medio una vaca esperando al lechero, que por cierto vá a caballo.
Sigue leyendo…

Sunday, 27 de December de 2020

El nombre no es mío, ni es el que más me gusta, pero hay que reconocer que es apropiado dado que el malandrín habita la finca Baladre.
Baladrín rastreando
Y sí, estamos de pleno en fase de compra de finca y casa en plena “rambla de el cañar” con el tajo de Peñas Blanca como impresionante telón de fondo. Aunque aún nos queda finiquitar el papeleo ya tenemos las llaves y estamos ya personalizando el espacio, colocando cajas nido, repoblando y podando. Ahora son todo proyectos, presupuestos, algunos planos, muchos planes y sobre todo mucho trabajo por delante.
Estos primeros días el protagonismo se lo está llevando sin duda un pequeño zorro confiado que nos visita a diario y que (todo sea dicho) animamos a que nos siga visitando.
Curioseando el territorio
Se avecinan (aviso) tiempos de muchas fotos y vídeos de la zona, algo de vida rústica y de comer al sol con una pareja de águilas reales sobrevolando nuestra casa. A pesar de todo el 2020 termina muy bien, pero es que el 2021 promete hacer historia.

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons